Las 7 piezas imprescindibles que debes comprobar si compras un coche de ocasión

Publicado el : 24 octubre 20227 tiempo de lectura mínimo

¿Estás pensando en comprar un coche de segunda mano? ¡Muy bien! Los coches de ocasión pueden ser una gran opción si se compran correctamente. Pero, ¿qué debes tener en cuenta antes de comprar un coche de ocasión?

En este artículo, te contamos las 7 piezas imprescindibles que debes comprobar si vas a comprar un coche de segunda mano. ¡Sigue leyendo para estar seguro de que estás haciendo la mejor compra posible!

¿Cómo saber si un coche usado es fiable?

Puede ser muy difícil saber si un coche usado es fiable o no. Hay muchas cosas que pueden ir mal con un coche, y no todos los coches usados son iguales. Si está pensando en comprar un coche de ocasión, siga este enlace para obtener más información sobre cómo comprar un coche usado de forma segura.

Comprobar el mantenimiento del coche

Cuando busques un coche de segunda mano, asegúrate de comprobar el mantenimiento. Estas son las siete piezas imprescindibles en el coche que debes inspeccionar: el aceite, el filtro de aceite, el aire acondicionado, las luces, las ruedas, el amortiguador y el cinturón de seguridad.

El aceite es el lubricante que mantiene el motor funcionando a la perfección. Si el nivel de aceite está por debajo del mínimo, el motor se sobrecalentará y se dañará. El filtro de aceite está diseñado para retener las impurezas del aceite, así que si está sucio, el aceite no estará lubricando el motor de forma adecuada.

El aire acondicionado es esencial para mantener el coche fresco en verano. Si el aire acondicionado no está funcionando, puede ser muy costoso repararlo. Las luces son otra pieza imprescindible del coche. Debes asegurarte de que todas las luces estén funcionando, desde los faros hasta las luces de marcha atrás.

Las ruedas deben estar en buen estado, con el dibujo visible y sin desgaste. Si las ruedas están desgastadas, el coche no se mantendrá en la carretera de forma segura. El amortiguador es otra pieza importante del coche, ya que absorbe los golpes de las irregularidades de la carretera. Si el amortiguador está dañado, el coche será más difícil de controlar.

Por último, asegúrate de que el cinturón de seguridad esté en buen estado. Si el cinturón de seguridad está dañado, no podrá protegerte en caso de accidente. es esencial para asegurarte de que estás comprando un coche seguro y fiable.

Observar el estado de los consumibles

Los 7 elementos indispensables que debes comprobar al comprar un coche de segunda mano son: el estado del motor, la transmisión, el tren de rodaje, los frenos, la instalación eléctrica, la carrocería y la pintura. Al examinar el estado de estos componentes, podrás determinar si el vehículo está en buenas condiciones y si es adecuado para ti.

Excluye los coches que han tenido un accidente

Si estás buscando un coche de ocasión, es importante que compruebes si ha sufrido algún tipo de accidente. Aunque pueda parecer que el coche está en buen estado, es posible que las piezas internas estén dañadas. Si el coche ha sufrido un accidente, es mejor buscar otro.

Confirmar los números de serie del coche

Es muy importante confirmar los números de serie del coche antes de comprarlo. Asegúrate de que el vendedor te dé los números de serie del coche y que sean los mismos que aparecen en el certificado de matriculación. Si no estás seguro de cómo verificar los números de serie, puedes pedirle ayuda a un mecánico de confianza.

Juzgar el estado de la carrocería

Es importante que, antes de comprar un coche de ocasión, te asegures de que está en buen estado. Para ello, debes comprobar varias cosas: el estado de la carrocería, el funcionamiento de los frenos, el estado de los neumáticos, el funcionamiento del motor, etc. Si el coche está en buen estado, te ahorrarás muchos problemas y gastos a largo plazo.

Averiguar las causas de ciertas anomalías

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta al comprar un coche de ocasión es averiguar las causas de ciertas anomalías. Si el coche está en buen estado, es probable que no haya ningún problema, pero si presenta alguna anomalía, es importante saber cuál es su causa para poder tomar la decisión de comprarlo o no.

Por ejemplo, si el coche tiene una rueda desinflada, puede ser porque el neumático está pinchado o porque la válvula está dañada. Si el problema es el neumático, puede ser arreglado fácilmente, pero si el problema es la válvula, es posible que haya que cambiar el neumático. Otro problema común es la presencia de óxido en el coche. El óxido puede estar presente en el chasis, en los amortiguadores o en otros elementos del coche. Si el óxido está en el chasis, es posible que el coche tenga problemas estructurales y haya que hacer una revisión completa del coche para asegurarse de que está en buen estado.

Búsqueda de modificaciones

Uno de los factores a tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano, es la búsqueda de modificaciones. Hay que fijarse si el vehículo ha sido modificado en algún aspecto, ya que esto puede repercutir negativamente en el precio y el estado del vehículo.

Por ejemplo, si se ha realizado algún cambio en el motor o en la carrocería, es posible que el precio del coche sea inferior al de un coche igual pero sin modificaciones. Asimismo, es importante tener en cuenta que si el coche ha sido modificado, puede haber perdido parte de su garantía o incluso estar cubierto por un seguro distinto.

Por tanto, antes de comprar un coche de segunda mano, es importante informarse sobre si el vehículo ha sido modificado y, en caso afirmativo, valorar si esto es un inconveniente o no.

Peugeot, Citroën, Renault: ¿Cuál es la marca francesa más exitosa?
¿Qué coche comprar para una persona discapacitada?

Plan du site